Nuestros treinta mil

Nuestros treinta mil
memoria, verdad y justicia

POR UNA COMUNICACION POPULAR

POR UNA COMUNICACION POPULAR
POR UNA COMUNICACION POPULAR

martes, noviembre 13, 2012

OTRA MIRADA SOBRE EL 8 DE NOVIEMBRE

MASA Y PUEBLO. OTRA MIRADA DEL 8 DE NOVIEMBRE




Masa: Conjunto de muchas personas. Muchedumbre. Multitud.

Pueblo: Conjunto de personas de la misma etnia, religión u otro vínculo que les une en una comunidad.



Luego de revisar en varios diccionarios, las definiciones precedentes sintetizan el sentido de estos conceptos con los que pretendo elaborar la presente columna de opinión.



Voy a dejar expresamente de lado, en este análisis, las agresiones a periodistas y cronistas de diferentes medios y la violencia manifestada por algunos de los manifestantes. Pero no puedo dejar de repudiarlas y solidarizarme con los colegas agredidos.

Pretendo acercar mi mirada, a lo que me parece es el núcleo, que diferencia a quienes se manifestaron en contra del gobierno, elegido hace menos de un año, para realizar lo que está llevando adelante. Y el pueblo que en aquellas elecciones lo eligió para eso, precisamente.

Aquí está una de las razones del desencuentro entre la muchedumbre que manifestó el día ocho, y el pueblo que apoya este proyecto nacional.

Allí mismo está la raíz de la diferencia fundamental entre la multitud con sus diversos reclamos, muchos contradictorios entre sí, y el apoyo popular a la mayoría de las medidas implementadas por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Lo que unifica la visión de quienes apoyan, reivindican y defienden un proyecto que los representa e incluye, es lo que exacerba a quienes lo denostan. Porque una cosa es un proyecto colectivo, que busca beneficiar a las grandes mayorías postergadas, y otra muy distinta, es la suma de reclamos individuales que no pueden plasmarse en un proyecto de país sustentable para la mayoría de sus habitantes.

Aquí, en este preciso lugar, ubico la razón por la cual la dirigencia que instó a marchar, no se sumó a la misma marcha que motorizó.

Esta, es la gran diferencia entre una muchedumbre reclamante sin referentes que contengan y direccionen el reclamo, asumiendo la responsabilidad de ponerse al frente. Lo que pone de manifiesto el oportunismo de una clase política que no puede explicitar que su proyecto es el seguidismo a una corporación que reniega de la democracia y sólo aspira a mantener sus privilegios. Obtenidos en gran parte, gracias a ser socios, cómplices y beneficiarios de la dictadura genocida.







Diferencia clara, porque los que elegimos este proyecto nacional, popular y democrático, asumimos y nos referenciamos con el liderazgo de nuestra Presidenta. Esto es lo que nos une, como comunidad, o una parte significativa de la misma. El proyecto de país iniciado el 25 de Mayo de 2003, que nos sacó del destino de hambre, desocupación y desintegración. Al que nos llevaba sin remedio el proyecto instaurado desde 1975 y profundizado a sangre y fuego desde el 24 de Marzo de 1976; y que no pudo ser desarticulado por los sucesivos gobiernos, desde que recuperamos la democracia en 1983.

Es hacia aquel pasado, al que pretenden arrastrarnos, quienes no se resignan a asumir que protagonizamos un cambio de época.

¿Cuándo van a tomar conciencia, que quienes no parpadearon en ocultar las torturas, crímenes, violaciones, robo de bebés y asesinato de mujeres luego de dar a luz, sólo por obtener privilegios, y el “poder” que ostentaron impunemente hasta que este gobierno les puso límites; digo, cuando se darán cuenta que serán las próximas víctimas de esa voracidad suicida?

La pregunta va dirigida no sólo a la dirigencia que sólo piensa en cargos para hacer negocios en contra de las mayorías, sino también para los escribas y comunicadores varios que hoy dan sustento teórico, a quienes agitan muchedumbres, para que luego sean inmoladas, o tan solo perjudicadas. Como pasó con la resolución 125.

O manipuladas con mentiras, como sucede con la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.



Daniel Mojica

www.cuestioncultural.com.ar

Columnista de Radio Gráfica

Prensa y Comunicación CC La hora de los pueblos









1 comentario:

daniel chiarenza dijo...

Bien Daniel, impecable como siempre. Un abrazo.