Nuestros treinta mil

Nuestros treinta mil
memoria, verdad y justicia

POR UNA COMUNICACION POPULAR

POR UNA COMUNICACION POPULAR
POR UNA COMUNICACION POPULAR

jueves, octubre 08, 2009

8/10/1895 JUAN DOMINGO PERON 8/10/2009

La patria se forma en primer termino por hombres, y no pueden ser el campo, ni la maquina, ni el dinero, factores que se sobrepongan al hombre, que es quien sufre y trabaja, y sin el cual ni los campos ni los ganados, ni el dinero tienen valor. Juan Domingo Perón Nuestra religión es una religion de humildad, de renunciamiento, de exaltación de los valores espirituales por encima de los materiales. Es la religión de los pobres de los que sienten hambre y sed de justicia, de los desheredados y solo por causas que conocen bien los eminentes prelados que me honran escuchándome, se ha podido llegar a una subversión de valores y se ha podido llegar a consentir el alejamiento de los pobres del mundo para que se apoderen del templo los mercaderes y los poderosos y lo que es peor, para que quieran utilizarle para sus fines interesados Juan Peron. En las luchas por la organización nacional está el germen de lo que habría de ser con el tiempo la verdadera “guerra nacional” : de un lado, el poder absorbente y centralizado de la oligarquía bonaerense, del otro el pueblo, representando por las fuerzas montoneras de los caudillos provinciales del interior. Tales líneas, con pocas variantes han sustituido a través de esas luchas políticas y del tiempo como federales, unitarios, radicales, conservadores, justicialismo, unión democrática, gorilas, etc. De estos, los que han pertenecido a la línea nacional han tenido lógicamente el apoyo popular; en cambio los que pertenecieron a la línea antinacional tuvieron el favor imperialista y su apoyo. Juan Peron. Para el Capitalismo la renta nacional es producto del capital y pertenece ineludiblemente a los capitalistas. El colectivismo cree que la renta nacional es producto del trabajo común y pertenece al estado porque el estado es propietario total y absoluto del capital y el trabajo. La doctrina peronista sostiene que la renta del país es producto del trabajo y pertenece por lo tanto a los trabajadores que la producen. Discurso 1 de Mayo de 1952 Juan Domingo Perón He expuesto nuestro Modelo Argentino en terminos de transformacion de la comunidad nacional, deseando que sirva a nuestra patria como Nacion Autonoma y plena. Pero Argentina opera dentro de la sociedad mundial, y esto no es incompatible con su independencia esencial.Veo con claridad que la sociedad mundial se orienta hacia un universalismo que, en un futuro relativamente cercano, nos puede conducir hacia formas integradas en el orden politico tanto como en el orden economico y social. Estamos en la aurora de un nuevo renacimiento pero seriamos muy ingenuos si confiaramos en que tal renacimiento resultara un producto espontaneo de la historia del mundo. Como partimos de una etapa en la cual las determinaciones politicas basicas se dan en el nivel de los pueblos organizados en estados, la union que conduzca al universalismo solo puede provenir de los pueblos mismos antes que de decisiones arbitrarias. La experiencia historica lo demuestra asi. Juan Domingo Peron El Modelo Argetino Para el Proyecto Nacional Difícil y sutil tarea es esta para los hombres del futuro . Significa lograr una integración que no consista en una nueva manifestación enmascarada de imperialismo y compatibilizar el universalismo con indispensable preservación de la identidad de los pueblos. Así como sostuve que una autentica comunidad organizada no puede realizarse si no se realiza plenamente cada uno de su ciudadanos, pienso que es imposible concebir una integración mundial armónica sobre la base de una nivelación indiscriminada, que despersonalice a los pueblos y enajene su verdad histórica. Para nosotros, los argentinos, esta ardua labor nos exige robustecer desde ya una profunda cultura nacional y preservar su unidad en las etapas que se avecinan. La liberación en todos los terrenos es insoslayable requisito para ingresar en el proceso universalista. Resulta así que para constituir al mundo como un ente orgánicamente integrado es necesario liberarse de dominadores particulares. Juan Domingo Peron El Modelo Argentino Para el Proyecto Nacional Considero conveniente señalar algunas premisas que es preciso tener en cuenta para detener la marcha hacia un proceso que puede constituir el desastre de la humanidad. Son necesarias y urgentes : una revolución mental en los hombres, especialmente en los dirigentes de los países altamente industrializados; una modificación de las estructuras sociales y productivas en todo el mundo, particularmente en los países de alta tecnología, donde rige la economía de mercado y el establecimiento de una convivencia biológica dentro de la humanidad y entre la humanidad y el resto de la naturaleza. Esa revolución mental implica comprender que el hombre no puede remplazar a la naturaleza en el mantenimiento de un adecuado ciclo biológico general; que la tecnologia es un arma de doble filo, que el llamado progreso debe tener un limite y que incluso habra que renunciar a algunas de las comodidades que nos ha brindado la civilizacion , que la naturaleza debe ser restaurada en todo lo posible que los recurzos naturales resultan agotables y, por lo tanto deben ser cuidados y racionalmente utilizados por el hombre... Finalmente , deseo hacer algunas consideraciones para nuestros países del tercer mundo: Debemos cuidar con uñas y dientes nuestros recursos naturales de la voracidad de los monopolios internacionales que los buscan para alimentar un tipo absurdo de industrialización y desarrollo en los centros de alta tecnología donde rige la economía de mercado. Ya no puede producirse un aumento en gran escala de la producción alimenticia del tercer mundo sin un desarrollo paralelo de las industrias correspondientes. Por eso cada grano de materia prima que se dejen arrebatar hoy los países del tercer mundo equivalen a quilos de alimentos que dejen de producirse mañana. De nada vale que evitemos el éxodo de nuestros recursos naturales si seguimos aferrados a métodos de desarrollo preconizados por esos mismos monopolios que significan la negación del uso racional. Modelo Argentino para el Proyecto Nacional Juan Domingo Perón Nuestra educación debe imponer los siguientes principios: 1. Que en la conciencia encaje exactamente la justicia 2. Hacer comprender que el fin de la vida no es la riqueza, sino la virtud 3. Que el individuo es egoísta y destructor. Que el hombre no puede vivir aislado; por consiguiente debe desarrollar su espíritu social, de cooperación altruista. Que fijando con preescisión los deberes y los derechos sociales se hará efectivo el “ amaos los unos a los otros” . 4. Que el conflicto humano es esencialmente un conflicto entre la fe y la incredulidad. Que la recuperación de la fe es el objetivo de nuestra cruzada que se inspira en verdad y el bien común. 5. Afirmar como fundamento de la democracia la expresión del pueblo en comicios libres. 6. La conciencia nacional ha de formarse en concordancia con el lenguaje, con la historia, con las tradiciones Argentinas con el conocimiento objetivo y directo de todo el país por sus habitantes. Así se afirmara el concepto de patria y soberanía. 7. La economía ha de orientarse con un amplio espíritu de justicia distributiva. Enseñando a respetar el capital, como que el es trabajo acumulado, pero enseñando también que el no puede ser nunca factor de opresión y esclavitud nacional o internacional. 8. Cuidado y vigilancia de la salud. Educación sanitaria en lo que se comprende la educación física. 9. Estimular por todos los medios la educación moral, científica, artística, practica y vocacional, de acuerdo con las aptitudes de los educandos y las necesidades regionales del país. Mensaje a la Asamblea Legislativa, 1 de Mayo 1949 Juan Domingo Perón La libertad hay que asegurarla a fuerza de trabajo, dando primero al hombre la libertad económica, que es fundamental. Nosotros no somos partidarios de la libertad unilateral que se tiene desde hace tiempo, dentro de la cual el rico tiene libertad para hacer todo lo que quiera y el pobre una sola libertad: la de morirse de hambre Juan Domingo Perón

2 comentarios:

MONA dijo...

Principios que parecen tan sencillos... sin embargo se los desmerece en la pugna pòlítica...
Duice Salvador Ferla que cada vez que aparece alguien en nuestro País, con inclinaciones populares, “siempre tiene a otro que lo corre”...
Y mirtá la siguente reflñexión del mismo historiador:
“En una sociedad formalmente democrática y formalmente cristiana, cada vez que alguien desde la función pública o desde la jerarquía política se dirige al proletariado, resulta que no está haciendo un acto de fidelidad a los principios políticos y religiosos, no está haciendo un acto de alta eticidad, sino todo lo contrario, está cometiendo una inmoralidad. Hay un pecado de demagogia que consiste en instituir a los humildes como finalidad de la política. Exactamente como el caso de Jesucristo”

Ah! Copié ese texto sobre Perón... gracias...
Saludos

Daniel Mojica dijo...

Me encantan tus comentarios, Mona.
Gracias por acercarlos.
Un beso. Daniel