Nuestros treinta mil

Nuestros treinta mil
memoria, verdad y justicia

POR UNA COMUNICACION POPULAR

POR UNA COMUNICACION POPULAR
POR UNA COMUNICACION POPULAR

miércoles, mayo 12, 2010

FALACIAS, MENTIRAS Y TERGIVERSACIONES DEL "SOLDADO" ERNESTO

UNA NUEVA NOTA DE TNembaum EN LA REVISTA "23" PARA SEGUIR TERGIVERSANDO
¿Hasta cuando tendremos que soportar, que al hacer referencia al CONDICIONADO JUICIO a las juntas militares genocidas, se lo nombre como “valiente juicio”, TNembaum? Cuando todos conocemos que existieron las condiciones de Bignone a modo de auto amnistía; la ley de obediencia debida, que sólo permitía enjuiciar a las cúpulas; y la ley de punto final que pretendía obstruir la imprescriptibilidad de los crímenes cometidos. Con sólo aceptar alguna de esas condiciones, a todas luces limitantes, se desdibuja la figura y el rol de Julio Strassera como fiscal del mencionado juicio. Aunque para vos, Ernesto, “conmovió al país con su alegato”. A esto se suma el prólogo del mentado libro “Nunca más” en el que se acepta e instala, desde las figuras de “la democracia”, la teoría de los dos demonios que pergeñaron los genocidas y aceptaron todos los “demócratas y republicanos”. Menos las Madres de Plaza de Mayo, que nunca fueron recibidas, ni invitadas por el gobierno radical. Ya, lo anterior, trastoca el resto de la nota, a la que TNembaum pretende darle un tono de justiciero antiK, pero disfrazado de paladín de la democracia y los derechos humanos. Pero hace rato que se le cayó la careta. Siguiendo con las obviedades, más adelante mencionás una operación que vos asumís verdadera, y decís que es como sigue: “…En la historia argentina hay buenos y malos. Los buenos son buenos siempre, y los malos son, obvio, malos siempre. Los buenos, hoy, son el gobierno y todos los que lo apoyan. Los malos, quienes critican. Como esa categoría ontológica – los buenos, los malos – no cambia con el correr del tiempo, está claro que los buenos de hoy son los mismos que los de la dictadura, y ocurre algo similar con los malos. De manera que quien critica al gobierno hoy, está del lado de los malos y por ende era cómplice de la dictadura, no importa lo que haya hecho en aquellos años, y al revés, quien defiende hoy al gobierno, se transforma sin solución de continuidad, en miembro de la resistencia de los 70, tampoco importa lo aplicado que haya sido entonces…” Ernesto, con semejante galimatías, pretendés otra vez enrevesar el entendimiento. Siendo vos el autor de esta OPERACIÓN ENSALADA RUSA para confundir incautos con tu sofisma. COMENTARIO OBLIGADO: Un pasado de lucha no redime un presente de entrega y claudicación. El compromiso con los derechos humanos y la condena al genocidio es de todos los días. Si ayer luchaste en la resistencia o hiciste películas combativas y hoy estás del lado de las corporaciones patronales y mediáticas, no estás con el campo nacional y popular, apoyes o no al gobierno actual. TNembaum, tu planteo es simplista y de muy mala leche. Lleva agua para el molino de la derecha (apoye o no a este gobierno) Tu esquema parte de la dicotomía falsa “apoyo o no apoyo al gobierno” y si una teoría se basa en una premisa falsa, sus conclusiones también lo son, Ernesto. PRIMERA ACLARACION: Los que defendemos el proyecto iniciado en Mayo de 2003 por Néstor Kirchner y que continúa y profundiza la Presidenta Cristina Fernández, somos concientes de los errores que se han cometido y no estamos en contra de las críticas en cuanto tales. Tampoco somos impolutos. Apenas militantes, peronistas y no peronistas que rescatamos lo mejor de la lucha de ambos gobiernos en contra de las corporaciones patronales y los monopolios. Porque más allá de sus aciertos y errores JAMAS TOMARON UNA MEDIDA EN CONTRA DE LOS TRABAJADORES Y JAMAS REPRIMIERON UNA MARCHA DE PROTESTA, AUN DE LOS OPOSITORES. SEGUNDA ACLARACION: La divisoria de aguas en cuanto al tema de los derechos humanos lo marcan las MADRES y las ABUELAS que han sostenido una coherencia y actitud de lucha permanente e inclaudicable. Si ABUELAS y MADRES DE PLAZA DE MAYO respetan y valoran lo que Néstor y Cristina como gobernantes hacen en materia de derechos humanos ¿quién tiene la autoridad moral para cuestionarlas? No hay lugar para chicanas o enanas interpretaciones políticas. No puede haber árbitros ideológicos, políticos o morales desde los medios. Ni ideólogos, políticos ni periodistas. Menos aún de los medios cómplices de la dictadura genocida cívico militar. Ernesto tus argumentos son falaces, “…no es posible que los buenos de ahora no hayan sido los buenos de entonces…” escribís. Como si la bondad o la maldad fueran “antológicamente” puras. Entonces quien ha sido bueno lo será para siempre y quien ha sido malo también. Declarando así la inamovilidad de las conductas humanas y como si fuera poco esto, también es un anuncio de que los seres humanos son completamente buenos sin matices o malos sin matices. Lo mencionás en referencia a Luis Zamora que según vos “…ahora se lo acusa de oponerse a los juicios contra los militares…” OTRA GRAN MENTIRA QUE ESGRIMIS. El dirigente Luis Zamora, declaró en un programa de la televisión pública, ante una pregunta del periodista Orlando Barone, si él había votado en contra de la derogación de las leyes de punto final y obediencia debida. A lo que respondió que SE ABSTUVO porque sabía que no se iba a enjuiciar y condenar a todos los responsables del genocidio. Como siempre tus argumentaciones, TNembaum, se basan en tergiversaciones, falacias o decididamente en mentiras lisas y llanas. Pero, como vos escribís, tomando las palabras de Ricardo Kirschbaum “…pero en una guerra - ¿estamos en guerra? – la verdad no existe”. Las palabras del Jefe de Clarín fueron sin los signos de interrogación y aclaró “contra el gobierno” también dijo que ustedes, los que trabajan para el monopolio “son soldados”. Se nota que sos obediente. Daniel Mojica

4 comentarios:

Alberto N dijo...

Hermano, apoyo clara y públcamente el proceso iniciado en 2003,y comparto buena parte de tu argumentacion. Pero para discutir en serio con personajes como Tenembaum --a quien repudio cuando a muchos actuales criticos les resultaba simpàtico y ocurrente, y le dieron trabajo y espacio-- no se puede tirarles con cualquier cosa. Hay que ser preciso y justo. Preciso, porque estás equivocado, y das unn gran flanco: cuando se hizo el Juicio a las Juntas se había derogado la "ley" de autoanimitía, que el pejotismo aceptó en su plataforma electoral, no existían --vinieron bastante después, luego de los levantamientos armados--las leyes de Obediencia Debida y Punto Final. Justo, porque el juicio fue valiente, aún con las concesiones y agachadas posteriores. Por otra parte, y eso no lo decís, Strassera no fue el personaje de esas jornadas, ni inventò la famosa frase de Nunca Más. Eso es construccion mediática. Los protagonistas fueron los testigos que acusaron a los genocidas, sabiendo que el pais daba para que volvieran en cualquier momento, con FFAA asesinas e intactas desde arriba de la cadena de mandos, y el Nunca Más nació muchos meses antes en las calles, reclamando por los presos y desaparecidos.

Alberto Nadra

Daniel Mojica dijo...

Gracias Alberto, por las precisiones. Es el riesgo de apelar a la memoria. Por suerte existen compañeros como vos que aportan valiosos datos.
Un abrazo!!!
Daniel

Alberto N dijo...

Daniel, no pretendìa la publicacion de mi comentario, sino hacerte saber mis opiniones. De todas maneras, tu respuesta --en medio de tanto ego dolorido-- TE ENALTECE. Un abrazo y a su disposicion, compañero.

Daniel Mojica dijo...

Alberto, compañero. Gracias por tus palabras.
Es bueno compartir el camino con cumpas como vos.
Un abrazo sincero y militante!
A tu disposición, Daniel.