Nuestros treinta mil

Nuestros treinta mil
memoria, verdad y justicia

POR UNA COMUNICACION POPULAR

POR UNA COMUNICACION POPULAR
POR UNA COMUNICACION POPULAR

jueves, febrero 12, 2009

Empezaron mal

LA PIEL DE JUDAS Siguiendo la línea de quien pretenden emular y poniendo en acción una de las máximas de su no reconocido inspirador, el filósofo riojano, que reza “si decía lo que iba a hacer no me votaba nadie”, se han presentado ayer como una nueva sociedad de irresponsabilidad ilimitada, el ex secretario de agricultura de Carlos Saúl I, el que sojizó al país; el niño Mauricio, uno de los mayores beneficiarios de los negociados con el estado en la década del ’90 y que sigue en la misma ruta desde el gobierno de la ciudad autónoma de buenos aires; y el empresario multimediático que se dice peronista (no recuerdo por dónde andaba su militancia allá por el ’73 y hasta fines de los ’90, no sé cual sería su unidad básica) Estos señores que pretenden ser algo nuevo y para serlo niegan lo que han sido y lo que siguen siendo, han empezado mal. Comienzan por negar quien es el demiurgo que los modela, o sea reniegan en público de quien consultan en privado y a escondidas. ¿Serán estas las nuevas formas de la nueva política? Negar que el ex gobernador de la mejor policía del mundo es quien les da aire, letra y cobertura. ¿Qué se puede esperar de quienes comienzan con una gran mentira, apoyada por la corporación mediática del “periodismo independiente”? Si es tan impresentable como para negarlo, pero lo siguen ¿será que tienen el mismo conflicto existencial que el fundador del “no positivismo”? Esa persona a la que la conciencia le dice una cosa, pero hace otra. Estos señores ¿seguirán a su conciencia? Si es que la tienen ¿o harán otra cosa? ¿Será la hipocresía el nuevo valor de la nueva política que ellos dicen representar? Estas preguntas me surgen porque soy de los que defienden sus convicciones. Soy peronista, en los 70 militaba en la JP regional 1 de la zona norte del barrio de Saavedra y en la JTP de actores. Tengo treinta mil razones para reivindicar este peronismo que corre por mis venas. Como yo hay muchos compañeros sobrevivientes del genocidio cometido por la siniestra dictadura que propiciaron y apoyaron personajes camaleónicos como estos que hoy se presentan como si hubieran nacido de un repollo y critican a este gobierno que es uno de los mejores desde que recuperamos la democracia. Aunque falte mucho por hacer. Pero además de criticarlo, mienten descaradamente en cada oportunidad en la que abren la boca y les ponen micrófono y cámara los mismos que se beneficiaron con aquella nefasta dictadura genocida. Como ciudadano me pregunto y de alguna manera les pregunto a los que van a votar en las próximas elecciones ¿vamos a seguir comprando mentiras porque suenan lindo? ¿le vamos a hacer el juego a los que quieren sacar de cualquier manera a este gobierno para que estos señores y/o la que desvaría con sus apocalípticas predicciones y que se rodea en su agrupación con gente de los gobiernos que antes ella denostó, vengan a imponer de nuevo las políticas de los ’90 o las de la alianza de de la Rua? ¿Por qué no se animan a decir somos gente de Duhalde que queremos ganar las elecciones ¿Con esta “transparencia” piensan gobernar? ¿Pondrán en algún cargo a Luis Barrionuevo, a Julio Aráoz, a Miguel Angel Toma y a tantos ex funcionarios de Carlos Saúl I y del mismo Duhalde que los acompañan? ¿Cómo se puede negar lo que realidad muestra con sólo mirar ciertos rostros y recordar ciertos momentos de la historia reciente? Recordar. Memoria. Como ciudadanos tenemos el deber de tener memoria. Para no repetir errores del pasado. Para que los civiles que apoyaron a la dictadura genocida y a los que todavía no alcanzó la justicia, no vengan de la mano de estos señores que niegan lo evidente, y se apoderen del gobierno y nos hagan retroceder. Este gobierno no tiene el poder. El poder sigue en las mismas manos de siempre. Cuando se animó a rozar ese poder con la resolución 125, ya vimos lo que pasó. Tiene una cuota de poder. Depende de la próxima votación que pueda seguir adelante y lograr una mejor distribución de la riqueza. Llenemos las listas de compañeros que defiendan al gobierno para plasmar el proyecto nacional y popular. No votemos simuladores que voten en contra cuando las papas quemen. Las papas quemarán y mucho con la ley de medios audiovisuales, entre otras por venir. La responsabilidad es nuestra, compañeros. Daniel Mojica

1 comentario:

Omar Tomasini dijo...

me sumo a lo dicho, no mas olvido.no mas perdon.