Nuestros treinta mil

Nuestros treinta mil
memoria, verdad y justicia

POR UNA COMUNICACION POPULAR

POR UNA COMUNICACION POPULAR
POR UNA COMUNICACION POPULAR

viernes, octubre 24, 2008

Profundizar los pasos

AHORA ES EL MOMENTO DE SENTAR LAS BASES DEL PROYECTO NACIONAL Y POPULAR Hay instancias cruciales en la historia de los pueblos. Hechos que permiten marcar un rumbo definido. En el reciente conflicto entre el sector privilegiado de “ese” campo y el gobierno democrático quedaron de manera clara y contundente quienes están a favor de los sectores de privilegio que históricamente sometieron a los más necesitados y quienes defienden la democracia y los intereses populares, más allá de diferencias lógicas y valederas. Para que no haya dudas, del lado de los que defendieron los gestos destituyentes, el desabastecimiento generalizado, y el privilegio de unos pocos se encolumnaron para la foto con el quinteto la muerte de la mesa de enlace: los restos del menemismo, los Saá, las viudas del duhaldismo, la CGT de Barrionuevo, la culta y apocalíptica Elisa Carrió con su candidato neoliberal a quien quiere reciclar como “progre”, la cúpula de la iglesia, el fundador del “no positivismo”, los PROcesistas de la ciudad autónoma de Bs. As., la izquierda extraviada y los grupos económicos que se escudan detrás del reclamo de “ese” campo. Del otro lado quedamos los que defendemos al gobierno democrático, aún con críticas, los que pretendemos una mejor distribución del ingreso, los que reivindicamos la memoria, la verdad y la justicia, y consideramos compañeros de lucha a nuestros queridos treinta mil. Los que sin renegar de nuestra historia seguimos enarbolando la castigada bandera de la liberación nacional. El intento del gobierno de imponer el sistema de retenciones a la renta extraordinaria del sector privilegiado de “ese” campo, fue un paso hacia una mejor distribución de la riqueza. También fue poner en blanco sobre negro los intereses en juego y los defensores de los mismos. Ahora con la ley que recupera los fondos de las AFJP para el sistema de reparto, terminando con un injusto y perverso sistema que le robaba a los trabajadores su futuro, aunque las onerosas publicidades (pagadas con lo hurtado a los aportantes) dijeran lo contrario, es un nuevo paso en el camino correcto de retomar para el Estado (no el gobierno) un resorte solidario que nunca debió haber entregado. Es otra acción demarcadora de posiciones cruciales. Quienes están a favor de la timba del mercado de capitales (aún teniendo a la vista la hecatombe que la especulación financiera produce en el corazón mismo del capitalismo) son los mismos actores que favorecieron y propugnaron las aventuras golpistas y genocidas, con la caterva de dirigentes que se favorecieron con las dádivas y privilegios que la traición al pueblo trajo aparejada en cada circunstancia. Son los mismos de la foto con “ese” campo. Basta con decir que el ideólogo creador del engendro vampirizador de la solidaridad previsional está con ellos, defendiendo su criatura ¿se animarán a postular la fórmula CLETO-MINGO? Si lo hacen ya les regalo el slogan de campaña “LEALTAD Y SOLIDARIDAD POPULAR” Con sinceridad creo que es el momento oportuno para sentar las bases del proyecto nacional y popular, con medidas superadoras. También es el momento de aceitar los mecanismos de apoyo y defensa de nuestro gobierno democrático, sin dejar de lado las críticas constructivas que correspondan. El enemigo no descansa y afila las garras desde la ciudad autónoma de buenos aires y la corporación mediática del “periodismo independiente”. Son varias las batallas por venir. De nosotros depende el resultado. Daniel Mojica

1 comentario:

MONA dijo...

Hola, muy acertado tu punto de vista... muy clara tu manera de expresarte. Me gustó, de verdad... Es éste un momento muy importante para la historia de nuestro País. Como vos, defiendo en líneas generales a este Gobierno, porque es democrático y porque coincido con sus políticas. Percibo que se priorizan los derechos humanos, que se apunta a distribuir mejor la riqueza, hacer un país más solidario, estimular a un pueblo compacto y veo que la finalidad de las medidas es satisfacer las necesidades básicas de cada ciudadano. Es ahí donde se encuentra el desacuerdo con la derecha que apoya una economía global con poderosos capitales internacionales que ponen de rodilla a las empresas nacionales.
Muy bueno tu blog! Te invito a visitar el mío.